martes, 18 de marzo de 2014

ALFAJORES ARGENTINOS


Ingredientes para 20 unidades:


Para las tapas: 
350gr harina normal de repostería
150gr maicena
15gr levadura química (1 sobre)
150gr de azúcar
160gr mantequilla
16gr de azúcar de vainilla (2 sobres)
1 cucharada sopera de Nutella
60ml de agua
1 huevo L

Para el montaje:
1 bote de dulce de leche
1 tableta de chocolate negro para fundir

Elaboración:


Para las tapas: En primer lugar batimos la mantequilla con el azúcar (el normal y el de vainilla) hasta que estén bien integrados. Para que sea más fácil podemos meter la mantequilla 15 seg. en el microondas para que se ablande.Añadimos el huevo, la nutella y el agua, y volvemos a batir bien durante hasta que nos quede una masa homogénea.

Tamizamos la harina con la levadura y la maicena y la ponemos en un bol formando un volcán. Añadimos la mezcla anterior de una sola vez y amasamos hasta que volvamos a tener una masa homogénea. En el mismo bol, la tapamos con film transparente y la dejamos en la nevera unos 15 minutos. Mientras la masa de las tapas reposa, precalentamos el horno a 180ºC (arriba y abajo).

Sacamos la masa de la nevera y la estiramos con un rodillo, hasta que quede una lamina de medio centímetro aproximadamente. Con la ayuda de un cortapastas o un vaso, cortamos unos círculos de unos 6 centímetros de diámetro y los vamos colocando sobre papel vegetal. Tened en cuenta que las tapas crecen bastante, por lo que deberéis dejar espacio suficiente entre unas y otras.

Horneamos durante 5 minutos. Tienen que quedar blanquitas y blandas, si las dejamos más tiempo quedaran crujientes. Sacamos las tapas del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla (una hora aprox.). Si nos ponemos a montar antes es muy posible que se nos rompan.

Para el montaje: Damos la vuelta a la mitad de las tapas y ponemos una cucharada generosa de dulce de leche en el centro. Las tapamos con la otra mitad de tapas, haciendo un poquito de presión para que el dulce de leche se reparta bien por toda la superficie.

Fundimos el chocolate en el microondas, en intervalos de 30seg, para que no se queme, y finalmente bañamos los alfajores. Para el baño podemos sumergirlos por completo y colocarlos en una bandeja con film transparente para que se enfríen o podemos bañarlos solo por el lateral, y luego pintarlos (con ayuda de un pincel) por una cara y, cuando estén fríos, darles la vuelta y pintarlos por la otra cara.

NOTA:
Cuando compréis el chocolate, no cojáis uno que sea demasiado amargo para que no eclipse el resto de sabores.

¡Suerte cocinillas!